91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • YouTube

ico intranet 

Las funciones del cargo permitirán mayor apoyo al equipo de gobierno en el seguimiento de títulos, elaboración y validación de datos y representación

Nombramiento-ana-soler1La profesora Ana Soler ha entrado en el cargo de Vicerrectora de Relaciones Institucionales y Secretaria General, en sustitución de Clara Martínez, para asumir nuevas funciones complementarias, asociadas al vicerrectorado, que le permitirán ayudar más al Rector y al resto del equipo de gobierno, en las nuevas necesidades de seguimiento de los títulos académicos, elaboración y validación de los datos de la universidad y de representación. El relevo se ha hecho efectivo en un acto, presidido por el Rector, Julio L. Martínez, SJ, que contó con la asistencia de una gran representación de la comunidad universitaria.

Con sus palabras de despedida, Clara Martínez expresó su gratitud hacia todos los que han formado el equipo de dirección y la Junta de Gobierno de la universidad y, especialmente, "por vuestra generosidad, competencia, responsabilidad y dedicación", a todas las personas que durante estos años han trabajado al frente de los tres servicios que dependen de la Secretaría General (Servicio de Asuntos Generales, Servicio de Gestión Académica y Títulos y Oficina de Archivo). Estos servicios han participado en el mantenimiento de resultados sobresalientes de la universidad, en línea con la misión, visión, valores y principios establecidos en el plan estratégico; se ha mejorado el sistema de gestión del servicio y su rendimiento, lo que ha reforzado la cultura de excelencia y asegurado la flexibilidad y eficacia, y se ha logrado aumentar el valor añadido proporcionado para alumnos actuales y futuros, padres, profesores y autoridades académicas, aseguró Martínez. "Quiero también daros las gracias de corazón por haber estado siempre al servicio de la verdad, la legalidad y la custodia, las tres funciones principales que caracterizan el servicio que presta Secretaría General", añadió.

Ana Soler, que precedió en el cargo a Clara Martínez, admitió en su discurso cierto sentimiento de déjà vu, ya que casi diez años antes tomaba posesión, por primera vez, del cargo de Secretaria General. "Las emociones que hoy quiero transmitir son básicamente las mismas, pero la situación, pese al parecido, es distinta, obligándome a matizar el discurso". La diferencia más notable se refiere al contenido del cargo: "Como Vicerrectora de Relaciones Institucionales colaboraré en la función de representación de la universidad en su conjunto, y apoyaré la que, en el ámbito de sus respectivas competencias, ejercen los demás miembros del equipo de dirección y de la Junta de Gobierno".
A sus nuevas funciones se unen las asignadas en los estatutos a la Secretaria General. "Soy consciente de la dificultad que supone el control de la legalidad de los actos universitarios; lo complejo que resulta gestionar eficientemente los procesos académicos, y el cuidado y atención que requieren los servicios asignados a Asuntos Generales", señaló. "La vorágine legislativa y la competencia en el entorno es tal, que pronto dificultará aún más el control de legalidad y nos obligará a modificar nuestros procedimientos para seguir desempeñando eficazmente el servicio que nos corresponde", advirtió también.

El Rector aprovechó su discurso para agradecer su disposición y trabajo, tanto a la secretaria saliente como a la entrante, y sobre todo, para explicar por qué asocia al cargo un Vicerrectorado de Relaciones Institucionales. Las funciones de la Secretaria General están muy delimitadas en los estatutos generales y el reglamento de la universidad, "pero la descripción de las funciones para ser algo real en un cargo ha de ser llevada a la práctica, y en ello caben distintos modos", afirmó. "Quiero darle más peso 'político' y de representación al cargo. Podía haberlo hecho cambiando los estatutos, pero he preferido otra vía más eficiente y más fácil, que no condicionará lo que el futuro Rector decida hacer". "Ciertamente la Secretaria General ya tiene bastantes funciones, por eso el vicerrectorado no tendrá que aumentarlas mucho, sino dotarlas de mayor entidad y peso específico. En no pocas ocasiones he visto como la Secretaria General tenía que parar su acción en un determinado punto, cuando hubiera sido más eficaz que su recorrido tuviera mayor alcance. Eso es lo que espero conseguir con la novedad que he decidido incorporar a mi equipo de gobierno", afirmó.
"En suma, creo que es un buen momento para el cambio en el equipo rectoral, porque seis años de Secretaria General es un tiempo más que suficiente, y porque el momentum de Comillas, con un nuevo plan estratégico, me ha hecho ver algunas necesidades que hay que atender", concluyó el Rector.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.