91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

postales8

El objetivo de esta exposición es mostrar la presencia de la Compañía de Jesús en las tarjetas postales ilustradas en las diversas partes del mundo. En éstas las imágenes de edificios, retratos, esculturas, pinturas o cualquier otro tipo de soporte serán testimonio de la obra de los jesuitas. Adquieren especial interés las que reflejan lugares que antaño fueron patrimonio de la Compañía y que los avatares históricos los han convertido en propiedades estatales, particulares, diocesanas o de otras órdenes religiosas. Así mismo, nos sorprenderán algunos recintos en los que la Compañía habitó y que tuvieron anteriormente una titularidad y función muy distintas.

Las tarjetas mostradas son parte de una colección particular con vocación general y no monográfica, esta circunstancia hace que la muestra sea un exponente muy parcial de la presencia jesuítica en las postales. Setenta y siete ejemplares componen la Exposición abarcando sólo algunos de los múltiples aspectos que la Compañía de Jesús ha desarrollado a lo largo de su historia.

En estos textos de presentación trataremos de incardinarlas en el contexto de Correos como medio de comunicación y más concretamente de las tarjetas postales, explicando someramente la historia y las características de la colección global de las que estos ejemplares han sido extraídos. Cada una de las tarjetas escogidas tendrá su correspondiente descripción catalográfica con una breve nota explicativa de la relación entre lo observado en la imagen y el amplio universo jesuítico.

Esta Exposición quiere ser también un reclamo para que este archivo iconográfico que ahora nace se convierta en el embrión de una colección mucho más amplia que esperamos conseguir con el apoyo de jesuitas, instituciones de la Compañía y antiguos alumnos.

El correo postal y las tarjetas postales ilustradas

Desde la antigüedad, la correspondencia epistolar está presente especialmente como medio de transmisión de noticias, aunque no era un servicio regularizado ni universal. Son los sectores privilegiados de la sociedad y especialmente las cancillerías las que hacen un uso más intenso de los correos. Aún hoy el paisaje todavía guarda recuerdos de aquellas casas de postas donde abrevaban y eran permutados los caballos de las diligencias que surcaban los caminos transportando viajeros y rollos de papel con sus correspondientes sellos de lacre.

A mediados del siglo XIX aparece el correo avalado por los Estados y con los franqueos postales mediante sellos, dando lugar al correo filatélico. Es en Inglaterra donde tiene lugar este avance de las comunicaciones y la revolución industrial, con el incremento y mejora de los transportes, la que lo posibilita, muy especialmente es el ferrocarril el que genera un giro copernicano en este ámbito tan fundamental para el desarrollo del correo. En España el franqueo postal se hace obligatorio en 1856 y en 1874 se funda la Unión Postal General (en 1878 cambia su nombre por el de Unión Postal Universal).

postales3

Al socaire de la generalización del servicio de Correos nacen las tarjetas postales que, en un principio, editaban las administraciones de Correos y no eran ilustradas, llevando el franqueo impreso en una de sus caras. En España, en 1873, se emite la primera tarjeta postal, pero es a finales del siglo XIX cuando empiezan a proliferar las tarjetas ilustradas impulsadas por el avance en los medios de impresión.

En lo que atañe a la industria de su fabricación, una vez más, es Gran Bretaña pionera, creándose editoriales de tarjetas que tienen gran éxito. Las enormes dimensiones que el imperio británico adquirió por estos años fue el factor primordial para la rápida expansión que las tarjetas postales tuvieron. Muy pronto el viejo continente sigue la misma pauta. En España, es la empresa Hauser y Menet la que, desde 1890, se pone a la vanguardia con su técnica de impresión fototípica, y la que en 1902 señalaba en un anuncio que su producción mensual era de medio millón de tarjetas.

postales1El último cuarto del siglo XIX contempla a una burguesía boyante que con sus viajes hacía circular hermosas imágenes impresas que contribuían así a popularizar los grandes tesoros artísticos de la humanidad. Todo el siglo XX sigue la misma pauta de incremento y universalización de las postales, que se convierten en testimonio del acceso de las clases trabajadoras occidentales al consumo de viajes y, consiguientemente, a los recuerdos gráficos de aquellos felices momentos.

En la actualidad los nuevos medios de comunicación han arrumbado al baúl de los recuerdos aquellos concisos mensajes que nos llegaban a través de las tierras y de los mares. Hoy la industria de las tarjetas postales ha quedado preferentemente para surtir otro tipo de funciones que no están directamente ligadas a los viajes.

postales5Hoy perviven con más vigor las postales corporativas o institucionales que tienen un claro sentido promocional y propagandístico. También los grandes museos y otros centros culturales siguen editando bellas imágenes (incluso se realizan en el mismo formato pero sin el espacio destinado al franqueo). En cualquier caso el destino más general de estas nuevas ediciones postales es el de convertirse en “botín” de los cartófilos o permanecer perdidas en cajones.

En lo que atañe al contenido que los usuarios del correo han escrito en las tarjetas, normalmente son mensajes estereotipados que mencionan lo bien que se ha llegado, el buen tiempo que hace y lo precioso que es lugar al que se arriba. Tampoco hay que olvidar otro tipo de mensajes ligados a celebraciones, campañas publicitarias... Salvo en raras ocasiones, el hecho de que la escritura no vaya privatizada y protegida por un sobre la convierte en una fuente histórica alejada de la importancia que la literatura epistolar en su conjunto tiene.

postales4También las postales han formado parte de exposiciones, casi siempre como complemento de obras artísticas e ilustración y documentación de biografías. A finales de 2014 y principios de 2015, la sede del Ayuntamiento de Madrid acogió una muestra referida al gran arquitecto Le Corbusier en las que el protagonismo absoluto fue de las tarjetas postales. Este aprovechamiento documental de la colección del ilustre arquitecto es el que nos sugirió la idea de organizar esta muestra con la Compañía de Jesús como protagonista.

Arte y paisajes

La selección que hemos efectuado, a la búsqueda de temas jesuíticos, está realizada sobre una colección de unas 22.000 postales que abarcan todos los temas que sean susceptibles de ubicarse en el tiempo y en el espacio con el arte y el paisaje como denominador común. La conformación de esta colección la inicié en la infancia y progresivamente se ha ido incrementando por diversas vías de adquisición: compras en viajes, museos y exposiciones, incursiones en el Rastro madrileño a la captura de jugosas gangas y lo que denomino “mendicidad postal”, que, como fácilmente podemos deducir, se trata de la petición a familiares y a amigos sin apenas recato.

postales6Volviendo a los inicios de la colección, es preciso señalar que este acopio de imágenes impresas está vinculado al ansia del conocimiento que los viajes proporcionan, eran una ventana abierta, que junto al cine y a la literatura ensanchaba mis horizontes permitiéndome realizar largos periplos a lugares donde no podía viajar y atesorar maravillas del arte que nunca iba a poseer. Con el paso de los años aquellos lugares míticos de mi infancia se han ido acercando y ese papel que jugaron las postales, similar al que los libros de caballerías supusieron para nuestro Ingenioso Hidalgo, se ha ido atenuando. Los viajes realizados y el contacto con medios de comunicación más complejos y modernos han colaborado a rebajar su importancia.

Compañía de Jesús: personas y lugares en las tarjetas postales

postales2La exposición iconográfica postal vinculada a los jesuitas tiene en nuestra Universidad un precedente filatélico, pues el 20 de octubre de 2003 se inauguró “A mayor Gloria de Dios” en la que el P. Rafael Mateos S.J. aportó su colección de sellos y la administración de Correos realizó un matasellos alusivo a dicho evento.

Sólo queda recordar que esta exposición consta de 77 postales, seleccionadas entre 349 de temática jesuítica, en las que predominan las editadas en España e Italia. Los diferentes países y las provincias españolas son las claves de acceso para visualizar cada una de las tarjetas. Hemos procurado recoger los diferentes aspectos y actividades en los que los jesuitas han dejado su impronta.

El curioso observador de esta muestra dispone además de otro archivo que recoge el resto de las postales con temática jesuítica no seleccionadas y que de momento solo podemos mostrar exclusivamente las imágenes sin descripción catalográfica. [Vídeo]

postales7Por último, quiero agradecer su docto asesoramiento al profesor Manuel Revuelta S.J. y recordar, con todo mi afecto, al que fue profesor de nuestra Universidad José Joaquín Alemany S.J., quien de una forma periódica me donaba las tarjetas que le llegaban fruto de sus intensas relaciones intelectuales y pastorales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.