91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Se suspende la inscripción de una escritura de elevación a público de acuerdos sociales por apreciar los siguientes defectos: i) existencia de discrepancias entre el acuerdo adoptado por la junta general y el texto del modificado artículo estatutario, tanto respecto del contenido de la prestación como en cuanto a las consecuencias de su incumplimiento; ii) no se expresa de una manera concreta y determinada en los estatutos el contenido de la prestación accesoria; iii) se plantean dudas sobre si la prestación accesoria va vinculada a la titularidad de participaciones sociales o a la cualidad de socio; iv) el art. 88.2 LSC no admite la posibilidad de que la competencia para autorizar la transmisión de participaciones sociales con prestación accesoria la tenga tanto la junta como el órgano de administración; v) atribuir la valoración de las participaciones sociales a un experto nombrado por la sociedad y no a un auditor nombrado por el Registro Mercantil, vulnerándose así el art. 353 LSC; y vi) la nueva disposición estatutaria parece obligar a la sociedad a adquirir las participaciones del socio incumplidor de la prestación accesoria e incurso en causa de exclusión o separación, lo cual contrasta con el art. 358 LSC, que exige la previa autorización de la junta general para que las participaciones sean adquiridas por la sociedad.

La DGRN desestima parcialmente el recurso al entender, en cuanto al primer defecto, que lo que no es admisible es que la determinación del contenido de la prestación accesoria y de las consecuencias de su incumplimiento se realice en el propio acuerdo de la junta general y que resulte discordante con la especificación estatutaria.

Por lo que respecta al segundo de los defectos, el Centro Directivo establece que la disposición estatutaria infringe la exigencia de concreción del contenido de la prestación accesoria que impone el art. 86 LSC.

En cuanto al quinto defecto, la DGRN establece que no cabe atribuir a una de las partes (sociedad o socio) la determinación de la cuantía de la valoración de las participaciones sociales, pues con ello se estaría dejando el cumplimiento del contrato al arbitrio de una de las partes, contraviniendo con ello lo preceptuado por el art. 1256 CC.

La DGRN revoca la calificación en cuanto a los defectos tercero, cuarto y sexto.

Para acceder al documento:
http://www.boe.es/boe/dias/2014/11/07/pdfs/BOE-A-2014-11514.pdf

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.