91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

gambia

Las elecciones del 1 de diciembre en el país africano han dejado una situación de inseguridad tras la derrota del que fuera jefe de Gobierno durante los últimos 22 años, Yahya Jammeh, debido a la negativa de éste a abandonar el poder de forma pacífica: una incertidumbre que ha llevado a miles de personas a refugiarse en los países vecinos y que se ha resuelto hoy de forma pacífica con el exilio del gobernante.

El miedo al derramamiento de sangre después de las amenazas de una intervención militar si Jammeh no renunciaba por parte de la Cedeao (la Comunidad Económica de Estados de África Occidental) ha llevado a 45.000 personas, de las que el 75% eran mujeres y niños, a huir del país, la mayoría rumbo a Senegal, según fuentes de ACNUR.

Desde la Agencia de Refugiados explican que hubo huidas tanto al norte como al sur de Senegal, y que unas 800 personas huyeron también a Guinea Bissau. ACNUR ya había manifestado su miedo a que el flujo de refugiados continuara mientras la situación en Gambia se mantuviera tensa, y también a que la situación de estas personas empeorara hasta necesitar ayuda urgente.

Sin embargo, después de varios meses en los que la tensión ha ido en aumento y algunas potencias internacionales se han unido para ejercer presión, Jammeh ha renunciado hoy de forma pacífica, dejando así el poder en manos de Adama Barrow y una situación de calma que está permitiendo regresar a las miles de personas desplazadas en los países vecinos, entre ellas el propio Barrow. 

Yahya Jammeh

Imágenes: Wikipedia Commons



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk