91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

9 de enero, 2017

En plena crisis de refugiados hay una tendencia a desobedecer las políticas migratorias europeas por ser consideradas injustas que está llevando a ciudadanos a enfrentarse con la justicia al prestar apoyo a solicitantes de asilo. El último caso ha sido el de Begoña Huarte y Mikel Zuloaga, detenidos en Grecia al intentar trasladar a ocho personas en una autocaravana al país Vasco. Quedaron en libertad el pasado día 30 bajo una fianza de 2.000 euros. Es uno de los casos de personas cuya solidaridad hacia los refugiados ha supuesto la ruptura de las leyes migratorias y su enfrentamiento con la ley. refu2

Existen otros casos, como el del agricultor francés de 37 años, Cédric Herrou, que en la actualidad se enfrenta a una pena de cinco años de prisión y 300.00 euros de multa por la “entrada, la circulación y permanencia de extranjeros en situación irregular”. Herrou, cuya granja se encuentra la frontera entre Francia e Italia, próxima a una ruta de tránsito de migrantes que buscan refugio (y donde existen muchos traficantes de personas con ánimo de lucro), fue arrestado el 13 de agosto por dar refugio y trasladar a varias personas eritreas en situación irregular a la estación de tren. Herrou se encuentra en libertad debido a que el tribunal ha comprobado que actuaba por motivos humanitarios y no lucrativos, pero no tiene permitido conducir ni salir de su pueblo, y los refugiados que trasladaba fueron devueltos a Italia.

También ha habido otros casos, como el del profesor de la universidad de Niza Alain Mannoni, detenido en Francia cuando trasladaba a varios refugiados el pasado 18 de octubre, y que ha sido absuelto por el tribunal galo gracias a una ley de 2012 que exime a la gente que ayuda a los migrantes con ánimo no lucrativo y en caso de que la vida de las personas esté en peligro, así como el de los voluntarios españoles y daneses, detenidos por los guardacostas griegos en un puerto de Lesbos por rescatar a refugiados del mar, y puestos en libertad tras el pago de una fianza de 15.000 euros tras ser acusados de tráfico ilegal de personas. Entre la ciudadanía se han dado muestras de apoyo internacional hacia todos estos activistas, y el debate sobre la línea entre el acatamiento de las leyes y el respeto a los Derechos Humanos está más activo que nunca. 

Imagen: Fotomovimiento.org



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk