91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

5 de diciembre, 2016

Quien fuera favorito en la segunda vuelta electoral de las elecciones del domingo 4 de diciembre en Austria, el ultraderechista e islamófobo Norbert Hofer, ha sido derrotado por su contrincante de izquierdas con un 46% de los votos, derrota celebrada hoy por los sectores progresistas que temían que se convirtiera en el primer presidente de extrema derecha de la Unión Europea.Norbert Hofer

Euroescéptico y considerado “la cara amable” de la ultraderecha, Hofer ha hecho gala desde sus inicios en el derechista Partido Liberal (FPÖ) de un discurso patriótico, con lemas como “Austria y los austriacos primero”, así como duras críticas hacia la política migratoria del país, que en 2015 acogió a 90.000 refugiados, a pesar de que el Gobierno ha endurecido la ley de asilo recientemente.

Hofer ha sabido aprovechar el malestar, reflejado en las encuestas, de parte de la población hacia la política migratoria relacionando en sus discursos a los refugiados e inmigrantes con un supuesto aumento de la criminalidad y de abusos sexuales en el país, llegando a hacer declaraciones como que "el islam no es parte de Austria" y "no quiero que Austria sea un país de mayoría musulmana".

Su derrota frente a Alexander Van der Bellen, candidato de los Verdes que se ha mostrado partidario de la acogida de refugiados sirios durante la campaña, da un respiro en un panorama en el que Europa se está decantando en las urnas por este tipo de defensores del control migratorio. Sin embargo, algunos recuerdan que sigue siendo preocupante que un candidato xenófobo y anti-UE haya obtenido en las urnas nada menos que un 46% de los votos. 

Imagen: Michael Gubi



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.